Soy Gonzalo y hace cuatro años que estoy de novio con una chica que se llama Florencia. Los dos tenemos 22 años y vivimos en Mendoza, Argentina.

Yo soy bastante normal, ni gordo ni flaco, ni alto ni bajo y ella es de estatura normal con una cola hermosa y unos pechos normales tirando a chiquitos. No es de las chicas que todos miran pero a mi me encanta y desde el día en que empecé a salir con ella no le puedo sacar los ojos de encima.

Desde que llevábamos un mes de noviazgo hemos hecho el amor seguido, yo diría que unas dos o tres veces por semana promedio y aunque nunca nada fuera de lo normal en los primeros años este ultimo año hemos hecho cosas que nunca nos habíamos atrevido a hacer. Para contarles un poco más, le he acabado en la boca y ahora eso lo hacemos con normalidad y lo hemos hecho en algunos lugares extraños.

Como ultima cosa hemos empezado a usar nuestros culos. Es decir, ella quizás cuando me hace sexo oral me mete un dedo en el ano lo que hace que me ponga a full y además, aunque no sea homosexual, se siente muy bien, como una sensación distinta. En cuanto a su ano, ahora es normal y le encanta, la vuelve loca que le meta un dedo en cada agujero o que con mi lengua juegue allí.





Si bien he jugado mucho con su ano, hemos intentado el sexo anal varias veces pero nunca hemos llegado a buen puerto. Dos veces logramos la penetración pero ninguna de las dos veces pudimos disfrutar porque a ella le dolía mucho entonces la tenia que sacar para no lastimarla.

La semana pasada estábamos en casa cada uno estudiando lo suyo cuando mi vieja se fue y nos dejo solos. Ella estaba sentada en una silla y yo desde atrás le comencé a hacer masajes y caricias, después metí las manos por debajo de su remera y le comencé a acariciar la panza. Me comento que le dolía un poco porque estaba indispuesta así que baje un poquito y le acaricie donde le dolía (un poco mas arriba de donde están pensando). La verdad es que al acariciarla me molestaba su pantalón por lo que desabroche los botones del pantalón para hacer más fácil mi tarea. Apenas hice eso me comento que era una lastima que estuviera indispuesta porque así no íbamos a poder hacer nada y una vez que estábamos solo era una verdadera lastima.


loading…

Una vez que termine con las caricias en donde le dolía, volví a su pancita y comencé a subir hasta llegar hasta sus pechos. Le levante el corpiño y la remera y le comencé a masajear sus pechos. Ahí ella estaba completamente caliente por lo que se dio vuelta, me miro, se paro y me sentó y ella se puso sobre mi. En pocos segundos su remera y su corpiño se encontraban en el suelo y yo lamiéndoles sus hermosos y duros pezones. Mientras tanto ella, como podía, por sobre mi pantalón me agarraba la pija que ya estaba completamente despierta. Cuando me di cuenta que ella estaba a full le metí las manos en la parte trasera del pantalón y le acariciaba su cola, acto seguido y como podía, le comencé a sacar el pantalón hasta que ella se paro y se saco el pantalón.

Estaba parada, desnuda, solo con su bombacha y eso me volvió loco, me puso a mil. Me saque el pantalón y yo también quede en calzones.

Se sentó nuevamente sobre mi y me empezó a frotar con su pubis mi pija, que ya asomaba por sobre el calzoncillo mientras yo le agarraba los cachetes de la cola y los separaba bien, que es algo que a ella le encanta.

Ahí ninguno podía aguantar más las ganas de coger así que se paro nuevamente, se saco su bombacha y me saca a mí el calzoncillo. Nos fuimos hasta mi cama besándonos hasta que llegamos a ella donde ella se arrodillo y me empezó a hacer una mamada.

Tengo que asumir que la chupa con una impresionante calidad. Lo hace tan pero tan bien que es algo increíble. Yo estaba muy caliente y no quería acabar con su mamada por lo que me retire un cachito y me acosté junto a ella. Nos tocábamos todo, mientras nos besábamos apasionadamente, ella me agarraba mi pija y la pajeaba mientras yo le acariciaba su concha muy despacito ya que todavía quedaban restos de menstruación (muy pocos) y no queríamos ensuciar.

Paro de besarme y fue directo otra vez hacia mi pija. Me la empezó a besar, y luego se la introdujo en la boca. Me la mamaba como ella sabe y yo me estaba volviendo loco. Se cambiaba de posición de manera que yo con mis manos llegue a tocarle su concha y su culo. Mientras me la chupaba me dijo las palabras mágicas que no las recuerdo exactamente pero fueron algo así como:

“hoy que no podemos por adelante, te voy a dar la colita para que me lo hagas, aunque me duela pero esta pija se lo merece”

Con eso me puso como loco, más loco de lo que ya estaba. Me senté en la cama y mientras ella me la seguía chupando ahora si yo podía llegar a su agujero trasero y meterle un dedo.

El dedo primero entro apretado, pero de a poco fue cediendo. Lo movía en círculos para dilatar el agujero. Intente introducir un segundo dedo pero todavía no era posible. Yo estaba compenetradísimo en su ano mientras ella se encontraba compenetradísimo jugando con mi pija. Me la chupaba de una manera hermosa haciendo de mi glande un chupetín. Pasado un ratito pude introducir el segundo dedo en su ano y moverlos con cierta facilidad. De vez en cuando sacaba los dos dedos e introducía uno nuevamente que ya entraba con cierta facilidad mientras me imaginaba como se vería ese culo abierto y lo que mas me calentaba era que muy pronto en ese agujero estaría por fin mi pija.

Le pedí por favor a Flor que me la deje de chupar porque iba a acabar ahí y no quería. Ella se detuvo me miro con una cara hermosa. Nos dimos un par de besos y luego fui yo quien le comencé a besar y lamer su ano para dejárselo listo para la penetración. En un ratito los dos dedos ya entraban con facilidad y ella ya estaba desesperada pidiéndome que se la meta.





Acerque mi pija a su culo, le metí los dos dedos y los moví bien en circulo para dilatar por ultima vez el agujero y luego procedí a la penetración. La punta entro con cierta facilidad y venia entrando bien hasta que ella me pidió que me detenga. Florencia me dijo que por primera vez no le estaba doliendo y que le estaba gustando mucho. El resto costo un poquito más pero en muy poco tiempo ya tenia toda la pija en su interior.

Se sentía realmente bien, totalmente distinto a lo que es por adelante, dado que esto era mucho mas estrecho y con menos lubricación. Nos empezamos a mover lentamente para no lastimar y los dos estábamos gozando, era muy lindo, no solo estar ahí adentro sino como se veía desde mi posición.

Estuvimos así, con movimientos lentos durante uno o dos minutos aproximadamente y luego comenzamos a acelerar la marcha lo que hizo que me corriera casi de inmediato. Esa acabada fue una de las mejores de mi vida porque fue distinta a las demás, con más fuerza, simplemente distinta.


loading…

Me pidió que siguiera un ratito mas y así lo hice pero no pudo acabar, y luego de un tiempo mas la saque y vi su agujero bien abierto y con su culo quedaba perfecto, era para fotografiarlo.

Luego me fui a lavar al baño, aunque estaba limpia pero para evitar cualquier posible infección, y volví al lado de ella en la cama. Seguimos otro rato mas pero no volvimos a intentar por atrás ese día por las dudas de lastimar el agujero.

Otro día les contare más si quieren.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *