Mi héroe dos veces

Una de mis mas grandes locas aventuras la tuve cuando apenas había cumplido mis 18 años. Comenzó un día de mucha nieve para acá en los Estados Unidos y yo me encontraba con mi mamá haciendo unas compras para la Navidad. Les cuento que mi mamá es mi mejor amiga. Leer más…

Travesuras con Mariana

Llevaba rato mirándola. Bailaba sola en medio de la pista de manera sensual, contorneando su cuerpo al ritmo del tecno merengue o la salsa que iban sonando. Tenía puesto un vestido amarillo que destacaba sus formas: insinuaba sus senos y era marcado por sus pezones, su precioso y paradito trasero. Leer más…

Mi complice complaciente

Conocí a Steven hace algunos años en una fiesta a la cual tuve la enorme suerte de ir. Digo enorme suerte por que nunca conocí otro hombre que le gustara tanto el sexo, lo disfrutara tanto y fuera tan complaciente sin mostrar algún asomo de no disfrutar cualquier experiencia sexual Leer más…

Inquilina

La verdad de las cosas era que la vida se me estaba dando con dificultades, me habían despedido del trabajo por disminución de mi productividad, decía el papel que firmé. La verdad era que yo no había accedido a las reiteradas sugerencias de Don Pablo a que yo lo acompañara Leer más…

Intercambio con delicadeza

Hola, me llamo Jorge, y estoy casado con una mujer preciosa que se llama Maria. Estamos casados desde hace dos años, y la verdad, no me arrepiento. Nos conocemos desde hace once años, apenas éramos unos adolescentes cuando nos conocimos y empezamos a salir hasta ahora, ya casados. La relación Leer más…

Hembra insatisfecha

Me llamo Carlos, tengo 27 años y soy español, soy directivo de una importante empresa española en un país latinomaricano y estoy casado con C. C tiene apenas 20 años recién cumplidos y es realmente atractiva, no muy alta, apenas llega al 1.6 m, sin embargo tiene unos deliciosos pechos Leer más…

Almas gemelas

Un año más, el Festirock iba a comenzar. El primer grupo, Reincidentes, saltaba ya al escenario. Los focos se encendían iluminando los ilusionados rostros. Las primeras notas se desplazaban vagando por encima de nuestras cabezas, seguidas por el lejano eco característico de los conciertos al aire libre. Un recinto de Leer más…